¿Dudas? Escríbenos por Whatsapp

Las lesiones más frecuentes del corredor

Las lesiones más frecuentes del corredor
Las lesiones más frecuentes del corredor

Cuando corremos sometemos nuestro cuerpo a una enorme carga y estrés mecánico. Los impactos que reciben los músculos y articulaciones de nuestras piernas hacen que desde los recién estrenados hasta los más experimentados corredores se expongan a un gran número de lesiones.

Para evitarlas debemos realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento previos a la carrera, y prestar especial atención al terreno, el calzado, las posibles lesiones anteriores y los propios límites de nuestro cuerpo. No obstante, aun siendo cuidadosos en todos estos aspectos, no siempre es posible escapar a las lesiones.

Debido a que son el principal soporte e instrumento de carrera, las piernas serán las principales afectadas en las dolencias más comunes del atleta.

Una de las más frecuentes es el síndrome rotuliano, también conocido como rodilla de corredor o condromalacia. La rodilla, en su movimiento normal de flexión y extensión, hace que la rótula se mueva hacia arriba y hacia abajo. Cuando los músculos, ligamentos o huesos del aparato extensor de la rodilla sufren alguna alteración, la rótula se desplaza y sale de su recorrido habitual, presionando la tróclea femoral. Esto es lo que produce el dolor, localizado en la cara anterior de la rodilla, que puede aparecer también en otras actividades cotidianas como subir las escaleras o ponerse en movimiento tras estar sentado durante mucho rato. Una vez se noten las molestias es importante abandonar el ejercicio, ya que de lo contrario la lesión podría agravarse y el período de recuperación se alargaría. En el tratamiento de la rodilla de corredor son importantes los estiramientos y ejercicios de tonificación muscular del cuádriceps.

El síndrome tibio-peroneo se caracteriza por el dolor que aparece en la cara interna del tibial, generalmente motivada por un calzado inadecuado que provoca al corredor la hiperpronación o la hipersupinación, en terrenos muy inclinados o duros. El tendón del tibial posterior recibe repetidamente la tracción de la pisada, pudiendo provocar una tendinitis. Si el corredor no cesa la actividad, esto podría derivar en una periostitis e incluso en una fractura por estrés. El reposo y un tratamiento de masajes pueden acabar con la dolencia.

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar en su intersección con el calcáceo. La función de este tejido fibroso es amortiguar el impacto de la pisada y estabilizar el talón. Esta lesión da lugar a un dolor en la base del talón que se incrementará sobre todo al final del ejercicio, pudiendo aparecer también en  los primeros pasos de la mañana. La pisada hiperpronadora, la debilidad de la musculatura y la falta de flexibilidad en la son las causas más comunes de la fascitis plantar. Los síntomas de esta lesión pueden remitir con un tratamiento a base de masajes, estiramientos y fortalecimiento de los músculos plantares.

Otra lesión común es la tendinitis. Esta dolencia está basada en la inflamación de un tendón, causado generalmente por un exceso de trabajo. Lo más habitual en los corredores es que este proceso inflamatorio se desarrolle en el tendón de Aquiles, que se resiente al caminar y al correr, causando también dolor en el talón, inflamación y enrojecimiento. El tratamiento de la tendinitis aquílea incluye masajes en la zona periférica y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

Las caídas, torceduras o golpes propios del ejercicio físico pueden producir esguinces. La articulación se desplaza de su posición normal, distendiendo o rompiendo (total o parcialmente) los ligamentos que le dan estabilidad. Dependiendo de la gravedad de la lesión, los esguinces pueden ser de tres grados. Los síntomas más evidentes son dolor intenso en la zona dañada, hematoma y pérdida de movilidad. La duración y tratamiento del esguince dependerán del grado de la lesión, pero es siempre importante el reposo y la inmovilización de la articulación. Asimismo, los vendajes y masajes ayudarán a una recuperación más rápida y una cura más efectiva.

La rotura fibrilar es otra de las más comunes lesiones deportivas. Se produce debido a un estiramiento muy forzado del músculo, lo que provoca la rotura de las fibras. Es común en la realización de movimientos explosivos o cambios de ritmo. La falta de calentamiento, la existencia de una lesión previa o golpes bruscos pueden dar lugar a este tipo de lesión. El corredor sentirá un dolor agudo en el lugar donde se ha producido la rotura, inflamación y, en algunos casos, hematoma. Además del reposo, es necesaria una correcta terapia física y un programa de rehabilitación que incluya el tratamiento fisioterapéutico.

La contractura es una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras. Aparece generalmente por un trabajo intenso, aunque también puede verse motivada por alguna lesión anterior o una postura incorrecta. El dolor que genera la contractura, a pesar de no ser agudo, es constante, y el deportista notará el músculo tenso, duro. Los masajes en la zona para relajar el músculo y facilitar el riego sanguíneo aliviarán el dolor y la posible inflamación.

Artículos relacionados
Si te ha parecido útil esta información, te invitamos a explorar más de nuestros recursos. Descubre artículos relacionados que pueden enriquecer tu conocimiento y ofrecerte nuevas perspectivas sobre el cuidado de tu salud. Sumérgete en una variedad de temas diseñados para apoyarte en tu camino hacia el bienestar
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?

Seguro que has oído hablar de los novedosos tratamientos de suelo pélvico pero ¿sabes qué problemas pueden solucionarse y prevenirse con este tipo de rehabilitación? No solamente se utilizan para la incontinencia...

5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado
5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado
5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado

Cada vez más es más conocida la actuación de los fisioterapeutas cuando ocurren lesiones deportivas. Es más, en la mayoría de los casos, la fisioterapia es un requisito necesario para...

Nacidos para correr: Corre descalzo
Nacidos para correr: Corre descalzo
Nacidos para correr: Corre descalzo

“Nacidos para correr”. Así de directo y contundente se presenta el título de uno de los mayores fenómenos literarios de los últimos años; un libro, el escrito por Christopher McDougall,...

Como correr y no lesionarse
Como correr y no lesionarse
Como correr y no lesionarse

En cada vez más estudios hay comparación entre corredores que aterrizan con el mediopié y corredores que aterrizan sobre el talón. Algunas de las conclusiones a las que se ha...