¿Dudas? Escríbenos por Whatsapp

Prostatectomía radical y tratamiento

Prostatectomía radical y tratamiento
Prostatectomía radical y tratamiento

El cáncer de próstata es el segundo tumor más frecuente en varones en nuestro país. No obstante, gracias a las mejoras en un diagnóstico precoz y en el tratamiento, las dificultades y problemas relacionados con el mismo han descendido considerablemente en los últimos años.

La prostatectomía radical es la cirugía que se lleva a cabo para intentar paliar el cáncer de próstata. En esta operación se extirpa al paciente la glándula prostática y algunos tejidos que se encuentran alrededor de ésta. El tratamiento se realiza con mayor frecuencia cuando el cáncer aún no se ha propagado más allá de la próstata.

También se encuentran otros motivos para realizar una prostatectomía radical, como la incapacidad para vaciar completamente la vejiga, el sangrado recurrente desde la próstata, micción muy lenta o aumento de la presión sobre los uréteres y los riñones por retención urinaria (hidronefrosis).

Existen cuatro tipos principales de prostatectomía radical. Estos procedimientos suelen durar entre 3 y 4 horas aproximadamente:

– Prostatectomía retropúbica radical: es la operación realizada por la mayoría de los cirujanos. Precisa de anestesia general o epidural y consiste en hacer una incisión en la parte baja del abdomen, desde el ombligo hasta el hueso púbico (laparatomía media suprapúbica o infraumbilical). En algunos casos también se extirpan ganglios linfáticos de alrededor de la próstata a su vez (muestreo ganglionar). Si algunos de éstos estuvieran afectados por células cancerígenas, significaría que el cáncer ha sobrepasado la próstata y no se continuaría la operación porque no sería curativa.

– Prostatectomia radical laparoscópica: el cirujano realiza varios cortes pequeños en lugar de uno grande. Se coloca un tubo delgado con una cámara de video (laparoscopio) al interior de los cortes, de forma que el cirujano observe dentro del abdomen durante el procedimiento.

– Prostatectomía laparoscópica asistida por robot: algunas veces, la cirugía laparoscópica se realiza utilizando un sistema robótico. Es el cirujano quien mueve el brazo robótico mientras está sentado al lado de una pantalla cerca de la mesa de operaciones. No se puede realizar este procedimiento en todos los hospitales.

– Prostatectomia perineal radical: el cirujano hace una incisión en el periné más pequeña que el que se realiza con la técnica retropúbica. Este procedimiento se realiza con menos frecuencia y tiene una menor duración que las anteriores. Después de la operación el paciente debe estar ingresado en el hospital unos días y posteriormente llevar una sonda urinaria o vesical durante un tiempo hasta que el paciente pueda orinar perfectamente por su cuenta.

Algunas de las complicaciones que se dan en una prostatectomía radical son la incontinencia urinaria, la estenosis uretral y la impotencia o la morbilidad relacionada con la anestesia general y con un procedimiento quirúrgico importante. Los riesgos más comunes son la disfunción eréctil y la incontinencia de orina.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria e incontrolable de orina. Esto puede mejorar con el tiempo, pero cuanto mayor sea la edad del paciente más complicado es su tratamiento. En el caso de la disfunción eréctil, también conocida como impotencia, hay una disminución de la función sexual que puede durar hasta dos años después de la cirugía.

Por todo esto es importante un correcto tratamiento pre y postoperatorio, ya que la las complicaciones que pueden aparecer tras la prostatectomía radical son problemas realmente importantes que acarrean fuertes impactos físicos y psicológicos en el paciente. Todas estas dificultades inciden en la calidad de vida; por eso, en FISIOMATALEÑAS te ayudamos, gracias a la Fisioterapia, a recuperar y fortalecer el sistema muscular-ligamentario que compone el suelo pélvico, eliminar los dolores o molestas causadas por cicatrices quirúrgicas, combatir la disfunción eréctil, evitar los prolapsos y proporcionar una reeducación pelvi-perineal adecuada para así evitar incontinencias urinarias futuras.

Artículos relacionados
Si te ha parecido útil esta información, te invitamos a explorar más de nuestros recursos. Descubre artículos relacionados que pueden enriquecer tu conocimiento y ofrecerte nuevas perspectivas sobre el cuidado de tu salud. Sumérgete en una variedad de temas diseñados para apoyarte en tu camino hacia el bienestar
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?
¿Qué patologías pueden solucionar los tratamientos de suelo pélvico?

Seguro que has oído hablar de los novedosos tratamientos de suelo pélvico pero ¿sabes qué problemas pueden solucionarse y prevenirse con este tipo de rehabilitación? No solamente se utilizan para la incontinencia...

5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado
5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado
5 motivos para ir al fisioterapeuta sin estar lesionado

Cada vez más es más conocida la actuación de los fisioterapeutas cuando ocurren lesiones deportivas. Es más, en la mayoría de los casos, la fisioterapia es un requisito necesario para...

Nacidos para correr: Corre descalzo
Nacidos para correr: Corre descalzo
Nacidos para correr: Corre descalzo

“Nacidos para correr”. Así de directo y contundente se presenta el título de uno de los mayores fenómenos literarios de los últimos años; un libro, el escrito por Christopher McDougall,...

Como correr y no lesionarse
Como correr y no lesionarse
Como correr y no lesionarse

En cada vez más estudios hay comparación entre corredores que aterrizan con el mediopié y corredores que aterrizan sobre el talón. Algunas de las conclusiones a las que se ha...